De nuestros estatutos.

El Seminario Mayor Interdiocesano "Cristo Rey", situado en Montevideo, Uruguay, es una comunidad humana, eclesial y educativa a la que la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) le ha confiado la tarea de formar a los futuros pastores del pueblo de Dios (cf. PDV 60-61; OT 4).
Fue erigido el 21 de febrero de 1880 por el Siervo de Dios Mons. Jacinto Vera, primer Obispo del Uruguay.
La finalidad de este Seminario es la formación integral de los futuros pastores de las Iglesias locales del país.

jueves, 30 de abril de 2015

ORDENACIÓN SACERDOTAL DE MATHÍAS SOIZA Y MARCELO MARCIANO


Con gran alegría en el Señor, queremos compartir con ustedes que Mathías Soiza y Marcelo Marciano fueron ordenados sacerdotes!!!


La Celebración Eucarística en la que Mathías y Marcelo fueron ordenados presbíteros por la imposición de manos del Cardenal Mons. Daniel Sturla tuvo lugar el domingo 26 de abril, Solemnidad del Buen Pastor.


Realmente, la Celebración fue muy emotiva y se vivió en un clima de mucha alegría, en la que se pudo apreciar el cariño y el acompañamiento de tantas personas que compartieron el camino vocacional de Mathías y Marcelo.
Nuestro seminario estuvo presente con el servicio del altar 
y con la animación musical.


A continuación compartimos la acción de gracias de Mathías y Marcelo: 


Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales en el cielo y en la tierra.
 
Es ésta la hora más feliz de nuestras vidas, por eso queremos agradecer a todos y a cada uno de ustedes por estar aquí presentes en esta celebración.
 
Le damos gracias a nuestro Arzobispo, el Cardenal Daniel Sturla sdb, por su cercanía y por habernos aceptado como colaboradores en la delicada tarea de apacentar esta Iglesia de Montevideo.
Le damos gracias a nuestro Arzobispo emérito, Mons. Nicolás Cotugno sdb, por su presencia y compañía a lo largo de toda nuestra formación.
Le damos gracias, también, a Mons. Milton Troccóli, Obispo auxiliar de Montevideo, cuyo testimonio de amor a Dios y entrega a los hermanos, ha dejado huella en nosotros. 
En su persona, agradecemos también a toda la familia del Seminario.
Le damos gracias a Dios por todos los sacerdotes y diáconos que ha puesto en nuestro camino, cuyo testimonio y amistad ha fortalecido nuestra vocación.
A todas las comunidades donde hemos estado, las cuales han marcado nuestra historia y nuestro corazón, preparándonos para este día y todo lo que vendrá a partir de ahora.
A la Facultad de Teología del Uruguay, donde nos hemos formado académicamente para poder ejercer nuestro ministerio según la verdad de la fe y la tradición de la Iglesia.
Le damos gracias a Dios por nuestros amigos, los que creen y los que no, cuya fidelidad y presencia constante nos ha sostenido y acompañado a lo largo de nuestro camino. Para nosotros la amistad es un verdadero regalo de Dios, por eso queremos agradecerles a cada uno de ustedes por ser parte importante de nuestras vidas.
Por último, agradecemos a nuestras familias. De ellos hemos recibido la vida y fueron nuestra primera comunidad. Sin su ayuda y amor habría sido imposible que fuéramos quienes somos.
 
Que la Santísima Virgen María nos guíe y nos ayude a alcanzar la gracia del Señor de trabajar sin desfallecer para su gloria y la salvación de nuestro prójimo. Amén.
 
Pbro. Marcelo Marciano
Pbro. Mathías Soiza



Damos gracias a Dios por habernos regalado dos nuevos sacerdotes!!! y nos comprometemos a rezar por ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.