De nuestros estatutos.

El Seminario Mayor Interdiocesano "Cristo Rey", situado en Montevideo, Uruguay, es una comunidad humana, eclesial y educativa a la que la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) le ha confiado la tarea de formar a los futuros pastores del pueblo de Dios (cf. PDV 60-61; OT 4).
Fue erigido el 21 de febrero de 1880 por el Siervo de Dios Mons. Jacinto Vera, primer Obispo del Uruguay.
La finalidad de este Seminario es la formación integral de los futuros pastores de las Iglesias locales del país.

jueves, 7 de marzo de 2013

Fraternidad contemplativa María de Nazaret.



La Fraternidad Contemplativa María de Nazaret cuenta con la presencia de seis seminaristas en el Seminario Mayor Interdiocesano Cristo Rey. Ellos son Marcelo, está en 3º de Teología; Juan Andrés y Fermín, ambos en 1º de Teología; Sebastián, en 2º de Filosofía y Juan Andrés y Francisco en 1º de Filosofía
Espiritualidad de la Fraternidad:
La Fraternidad Contemplativa María de Nazaret propone una vida contemplativa,una unión con Dios 24 horas al día.
La contemplación puede ser considerada desde múltiples perspectivas. Nosotros queremos asumir la dimensión contemplativa de la espiritualidad cristiana de un discípulo de Jesucristo que vive en el mundo y que aspira por vocación a la plenitud de la santidad, a la perfecta unión con Dios en toda su vida.

El Señor nos pide que oremos sin cesar (Lc 18, 1). Cabe preguntarnos, buscando caminos concretos de realización de este mandato evangélico, ¿cómo es posible en nuestro mundo de hoy, en nuestra cultura dominada claramente por la actividad?

La Fraternidad Contemplativa María de Nazaret, queriendo vivir la contemplación como vértice de la oración y de la acción, quiere asumir este desafío para la vida espiritual del hombre contemporáneo y ofrecer un camino de unión con Dios a través de la contemplación en acción, a los efectos de llegar a ser contemplativos en acción.

La contemplación en acción es la que me lleva a la unión con Dios no sólo en la acción, sino por medio de la acción misma. Es la que transforma el actuar humano en sacramento de unión con Dios, es la prolongación humana del obrar divino en el mundo.

La contemplación necesariamente debe incidir en la vida y manifestarse en un amor de caridad que tiene que traducirse en relaciones personales y comunitarias intensamente fraternas. El amor fraterno es la piedra de toque de la autenticidad de la contemplación: la fraternidad humana radicalmente vivida en la comunidad de la Fraternidad y la comunidad eclesial será sacramento de unión con Dios y testimonio escatológico de que somos hijos de Dios.

MARÍA DE NAZARET: constituye el modelo supremo de la Fraternidad. Ella es la encarnación en persona humana de la contemplación que la Fraternidad quiere vivir.



Agradecemos el aporte del seminarista Marcelo Marciano.

2 comentarios:

  1. Muy interesante!
    No me queda claro qué es la Fraternidad María de Nazaret. Una congregación? Un movimiento?
    Por qué están los seminaristas en el Seminario de las diócesis? Hay algún antecedente de seminaristas no-diocesanos en el Seminario?

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno! arriba esos nazarenos!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.