1880- 135 años -2015

Bienvenidos al blog de nuestro Seminario.

De nuestros estatutos.

El Seminario Mayor Interdiocesano "Cristo Rey", situado en Montevideo, Uruguay, es una comunidad humana, eclesial y educativa a la que la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) le ha confiado la tarea de formar a los futuros pastores del pueblo de Dios (cf. PDV 60-61; OT 4).
Fue erigido el 21 de febrero de 1880 por el Siervo de Dios Mons. Jacinto Vera, primer Obispo del Uruguay.
La finalidad de este Seminario es la formación integral de los futuros pastores de las Iglesias locales del país.

lunes, 22 de agosto de 2011

Retiro del Clero de Montevideo en nuestra casa.



Por el Pbro. Enrique Passadore

UN LINDO RETIRO DE NUESTRO CLERO

Encuentro con el Señor y con los hermanos
En la semana que transcurrió desde el lunes 1 1 de al viernes 15 de julio, tuvo lugar en el Seminario Interdiocesano de Rodríguez Correa y Millán, la primera tanda de Ejercicios Espirituales para el Clero, predicado por el P. Rafael Villena de la Diócesis de Talca (Chile).

EL PREDICADOR
El Retiro estuvo predicado por el P. Rafael Villena, del presbiterio de Talca (Chile) de 53 años y 29 de ministerio, quien requerido por ENTRE TODOS nos manifestó:
Estoy dedicado fundamentalmente a cuatro cosas: soy párroco de 12 apóstoles de Talca, acompaño un Hogar de Estudiantes Universitarios, además soy Capellán en una Universidad y religioso.
¿Cómo vino a parar al Uruguay?
En Uruguay nos conocemos con Beto Bodeant, el obispo de Melo, porque con él nos conocimos
hace más de 30 años siendo él seminarista y después vine a su diócesis y a otra diócesis acá en
Uruguay, una experiencia muy linda.
¿Qué ambiente ha encontrado en este Retiro?
Me he encontrado con gente mayor y con gente joven y eso en un presbiterio es un desafío, creo.porque está la sabiduría y la experiencia y por el otro lado está toda la fuerza y el empuje de la renovación, He encontrado muy buen ambiente, todos han sido muy acogedores, muy calurosos y gente con pasión de hacer sus cosas. Me ha llamado la atención mucha gente joven
y ha sidomuypositivo y con los mayores me pareció un buen trato también, una buena comunicación.
¿Qué tema ha enfocado en este Retiro? 
Creo que es el tema de Aparecida, de discípulos y misioneros, pero enfocado a los presbíteros. Los presbíteros, junto con permanecer con el Señor, estamos llamados por Él y enviados por Él. Es necesario desarrollar la conciencia de enviados, no sólo de elegidos. Aparecida nos llama a la conversión personal y pastoral.
Siempre en la Iglesia hemos hablado de la conversión permanente, el deseo de estar volviendo permanentemente al Señor, hasta el instrumento más fino necesita ser fortalecido, hasta el reloj más espectacular del mundo hay que ponerlo a la hora cada cierto tiempo, también nosotros tenemos que recuperar esa sintonía espiritual y esa es la conversión permanente que Aparecida le
agrega los términos personal y pastoral: volver a Jesucristo, volver a las bases de nuestro ministerio y del evangelio. Me parece que es un desafío apasionante en el contexto de América Latina.
¿Qué ha podido ver de nuestra Iglesia estos días? 
Son muy pocos días, pero uno ve gente que está convencida de lo que está haciendo, la Iglesia
uruguaya es muy distinta a cualquier otra Iglesia de América Latina, porque el país es muy distinto.
Uno lo ve desde fuera, más laico digamos, menos religioso y eso es un desafío para el clero apasionante.
Acá socialmente el sacerdote no es lo que puede ser en otros países de América Latina, muy considerado, muy respetado, una autoridad verdaderamente.

LA VALORACIÓN DE LOS EJERCITANTES
El retiro muy bien, para mí siempre es una cita anual de encuentro. de compartir sacerdotal no sólo en conversar sino sobre todo del testimonio que uno recibe de otros hermanos en el sacerdocio, en un contexto de amistad, de acompañamiento, Y también el predicador, un sacerdote que ofrece interesantes estímulos para la oración, para la reflexión, en fin para esa revisión necesaria de nuestro quehacer: Este año para mí es una ocasión especial, porque en la parroquia estoy solo como sacerdote y estando cerca aseguro la celebración de la eucaristía diaria motivando a la pequeña comunidad a rezar por los sacerdotes, por su entrega a Dios, en la Iglesia y la perseverancia.
Bueno, extraño a Brito, a Ramírez, que eran lo que siempre acompañaban, pero están Elizaga
y Techera, en un lindo grupo de sacerdotes jóvenes que acá traen su entusiasmo, su integración al presbiterio. Para mí más todavía, porque después de 26 años de docencia en la Facultad uno los recuerda alumnos unidos por el mismo amor a Cristo, a la Iglesia y ver a algunos cómo se han superado. Ahora somos todos miembros del mismo presbiterio, comprometidos en la misma búsqueda de servicio a Dios en la comunidad. (Pbro. Antonio Bonzani)
Espectacular, realmente fue un tiempo de encuentro con el Señor, también con los hermanos, de manera que he podido rezar. (Pbro. William Bernasconi)
La verdad, que fue un momento muy lindo de encuentro con el Señor, hubieron etapas muy profundas que el predicador nos ha hecho vivir y en esa profundidad uno se siente en un encuentro personal con el Señor que lo ayuda a uno en el camino del ministerio. (Pbro. Robert Silva)
El retiro estuvo muy bueno en verdad, con bastante contenido, no era nada pesado, sino teología
espiritual. Se creó un buen clima entre nosotros en las instancias de poder compartir fraternalmente el ministerio. Personalmente me gustó mucho y me preparó también para la comunidad a la que ahora me toca servir. (Pbro. Raúl Díaz).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.