De nuestros estatutos.

El Seminario Mayor Interdiocesano "Cristo Rey", situado en Montevideo, Uruguay, es una comunidad humana, eclesial y educativa a la que la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) le ha confiado la tarea de formar a los futuros pastores del pueblo de Dios (cf. PDV 60-61; OT 4).
Fue erigido el 21 de febrero de 1880 por el Siervo de Dios Mons. Jacinto Vera, primer Obispo del Uruguay.
La finalidad de este Seminario es la formación integral de los futuros pastores de las Iglesias locales del país.

lunes, 16 de mayo de 2011

Ordenación sacerdotal de Sebastián Pinazzo.

Misa a cielo abierto celebró beatificación de Juan Pablo II

Religión. Miles de fieles oyeron al cardenal Marc Ouillet.

Las virtudes del papa Juan Pablo II como comunicador impresionaron al mundo, dijo ayer el Cardenal Marc Ouellet, número tres del Vaticano y estrecho colaborador del papa Benedicto XVI, en una misa campal celebrada en Tres Cruces.

Ante miles de personas, ayer desde las 10 de la mañana Ouellet -Prefecto de la Congregación para los Obispos y presidente de la Pontificia Comisión para América Latina- presidió la misa en honor al papa Juan Pablo II, quien fue beatificado por el papa Benedicto XVI el 1° de mayo. Un proceso que se cumplió en tiempo récord: apenas seis años y 30 días después de su muerte, ocurrida el 2 de abril de 2005.
La beatificación es el paso previo a la canonización, cuando la Iglesia declara que una persona vivió de modo heroico las virtudes cristianas y es santa. El proceso comienza con la citación de testigos para que den fe de cómo vivía, bases sobre las que se juzgará su desempeño como Siervo de Dios, de acuerdo con los canones de la Iglesia.
El estrado desde donde se realizó la celebración eucarística estuvo ubicado en Avenida Italia y Bulevar Artigas, donde se erige la cruz que recuerda las visitas del papa Juan Pablo II a Uruguay, en 1987 y 1988, y donde celebró su primera misa en el país.
Debido a esta misa campal, el tránsito en la zona fue cortado y la interrupción persistió hasta la tarde, cuando comenzó a desmantelarse el escenario. El desvío de la circulación vehicular, además, provocó el cambio en el recorrido de varias líneas de ómnibus en esa zona de Tres Cruces.
El cardenal canadiense, que presidió la misa, se encuentra en Uruguay en el marco de La XXXIII Asamblea general del Consejo Episcopal Latinoamericano, de la que participan cardenales y obispos de América Latina y el Caribe, que empieza hoy y va hasta el 20 de mayo.
Esa reunión plenaria se hace cada cuatro años en un país del continente. Esta es la primera vez que se celebra en Uruguay.
Ouellet indicó que Juan Pablo II "dejó en todas partes un testimonio de buen pastor" y fue un "hombre consagrado a su ministerio, un peregrino que recorrió el planeta llevando el mensaje de Cristo".
Durante la misa campal de ayer también fueron ordenados tres sacerdotes y cuatro diáconos en camino al sacerdocio.
Entre los fieles que escucharon la celebración hubo gran emoción, muchos llegaron a las lágrimas. En el evento religioso se escuchó música coral y guitarras a cargo de ex alumnos salesianos.
No sólo en Montevideo celebraron la beatificación del papa Juan Pablo II. También lo hicieron fieles en otros puntos del país, como en las capitales departamentales de Cerro Largo y de Salto, ciudades que también fueron visitadas por el papa, fallecido a los 84 años de edad.
En la recordada homilía en la explanada de Tres Cruces, el 1° de abril de 1987, Juan Pablo II dijo: "Aquí, a la sombra de la cruz imponente que preside este altar, sobre el que vamos a renovar de forma sacramental el Sacrificio redentor de Jesucristo en el Calvario, quiero desear a todos los presentes, y a todos los uruguayos, al norte y al sur del Río Negro, en cada uno de sus 19 departamentos, mi afectuoso saludo en el Señor: ¡Gracia y paz a la Iglesia de Dios que está en Uruguay!", dijo en un pasaje el sumo pontífice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.