1880- 135 años -2015

Bienvenidos al blog de nuestro Seminario.

De nuestros estatutos.

El Seminario Mayor Interdiocesano "Cristo Rey", situado en Montevideo, Uruguay, es una comunidad humana, eclesial y educativa a la que la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) le ha confiado la tarea de formar a los futuros pastores del pueblo de Dios (cf. PDV 60-61; OT 4).
Fue erigido el 21 de febrero de 1880 por el Siervo de Dios Mons. Jacinto Vera, primer Obispo del Uruguay.
La finalidad de este Seminario es la formación integral de los futuros pastores de las Iglesias locales del país.

viernes, 15 de octubre de 2010

Un testimonio ejemplar.

En el día 7 de setiembre recibimos la visita de Nicolás Avila, un muchacho que quiso conocer nuestra casa de formación.  Es feligrés de la capilla de María Reina en el barrio del Buceo en donde nuestro Rector, el padre Gonzalo Estévez, es capellán.


Nicolás tiene una discapacidad motriz, por lo cual utiliza una silla de ruedas para desplazarse y por eso al llegar lo recibimos en la vereda del seminario y así comenzó una tarde inolvidable…
Compartimos la merienda junto a varios seminaristas  y enseguida nos dijo que tenía unas fotocopias con varias preguntas que hacerles a los “futuros sacerdotes”. Fue un hermoso momento en donde puso a prueba no sólo nuestros conocimientos, sino nuestro ingenio y también nuestros sentimientos. Preguntas como: ¿Qué le pediría a Dios un seminarista?, o ¿Quién es nuestra Madre?, hicieron del momento tan profundo como afable y con lugar a chistes y muchas risas.


También nos regaló el conocido libro “Cartas a un hermano Sacerdote” con las consiguientes palabras de aliento e incluso una oración a Dios por cada uno de nosotros.
Feliz de estar con nosotros compartió la Eucaristía ubicándose en la primera fila de nuestra capilla. En la homilía, el padre Gonzalo (que lo conoce bastante) hizo referencia a las diferentes vocaciones a la cual Dios nos llama, sin saltearse nada de nuestra vida. Así nos invitó a nosotros los seminaristas a vivir con autenticidad nuestro llamado y a Nicolás a ofrecer desde su día a día su entrega y sus oraciones por los seminaristas, tan necesarias y agradecidas.


El momento más hermoso fue al final…Nicolás pidió a padre Gonzalo para decir unas palabras. Se ubicó al frente y de todo lo que nos dijo quisiera sólo remarcar estas palabras: Sean santos. La gente está cansada de palabras y de curas a medias. Por favor: la gente necesita de sacerdotes santos. ¡Sean santos!”.
Quedando interpelados por las palabras de Nicolás que también fueron para nosotros palabra de Dios, lo despedimos con la invitación a volver cuando quiera.


Deseamos de todo corazón hacer la voluntad de Dios y dejar que día tras día el nos ayude a ser santos, no por nuestros esfuerzos sino por su Gracia y su gran Misericordia.
En esta tarde Nicolás nos visito…en ésta tarde Dios nos habló y nos dijo: “Sean santos”… ¡Gracias Nicolás por darnos tu aliento!


Agradecemos este aporte al seminarista Diego Pereira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.